No Damos Crédito

Arsénico por compasión

Qué alborozo, y qué alegría, se respiraba en la casa de las bondadosas ancianitas Brewster el día en que su sobrino, Mortimer, llegó con la noticia de su compromiso con Elena Harper, la encantadora hija del reverendo. Nuevas así no se escuchaban todos los días, y es que el respetable barrio de Brooklyn era, desde siempre, un rinconcito muy tranquilo. ¡Era! ¡ERA!

Por eso, querido público, el grupo de teatro Nodamoscrédito les invita a disfrutar de las alocadas peripecias que acontecieron esa noche, en esta desternillante comedia de Joseph Otto Kesserling.

 

Programa

Actores

Equipo Técnico

Multimedia